Datos personales

Mi foto
Mis paseos y mis descubrimientos...

viernes, 30 de octubre de 2015

BUSQUÉ, BUSQUÉ Y NO ENCONTRÉ.... ¿O SI?


¿Conocéis al duendecillo Zahorí? es un duende que nos ayuda a encontrar cosas.... 
Duende, duendecillo, una cosa yo perdí;
duende, duendecito, compadécete de mí.
Pues bien, es bueno que sepáis que  las aves no son su fuerte.
Hoy le pedí que me ayudara con el Porrón Bastardo, emocionada le recité, y cuando pensé que allí le tenía....


Pues no, no, era un Porrón Moñudo, en fín, que le vamos a hacer, el fin de semana es largo, así que volveremos a intentarlo.
Pero durante su búsqueda, compartimos un ratito con más Porrones Moñudos, Europeos, Fochas, Ánades Frisos y Patos Cuchara (menos mal que todos estos no jugaban al despiste).





Quizás mi fallo fue pensar que el duende Zahorí, sabía algo de pajarillos (creo que es aún más novato que yo), porque lo que encontramos con gran alegría fue un Chorlito Dorado también en Santoña (de localizaciones sí sabe)



¿DÍA COMPLETO? 
ya podría haberlo sido, pero aún teníamos más premios.
Desde Cicero y aunque a lo lejos nos acompañó un buen rato el Águila Pescadora, 


el Buitrón, 


los Silbones,


Zarapitos Reales, Chorlitos Grises, Charranes Patinegros, Milano Real, Espátulas..., 
y cinco Ansares comunes que pasaron volando sobre nuestras cabezas.
Todo ello además en buena compañía, junto a Daniel y su padre Enrique. 

Al llegar a Colindres y con la marea ya altísima, decidimos hacer un poquito de caso a los Estorninos que por habituales no les solemos dedicar un tiempecito. Si son guapos, ¿verdad?



Y no fuimos los únicos a los que nos pilló la marea no, todos estábamos rodeados en Escalante:



los Chorlitejos Grandes,


los Zarapitos, Chorlitos, Correlimos, Andarríos Chico, Agachadizas y Avefrías (a ellas no les apeteció salir en foto).


Mucho Chorlito Gris, y hoy me resultaron especialmente simpáticos, ¿por qué ? no lo sé.




Algunos no se la jugaron y buscaron sitios más cómodos de los que ya no moverse.



Y COMO YA EMPEZÁBAMOS A VER DOBLE, 


NO NOS QUEDA MÁS QUE DESCANSAR

¡Y SI AL BASTARDO MAÑANA ENCUENTRO, 
YA OS LO CUENTO!