Datos personales

Mi foto
Mis paseos y mis descubrimientos...

domingo, 21 de octubre de 2018

¡GRACIAS A TODOS Y A TODAS!

Es bonito empezar dando las gracias, 
pero más bonito son todos los momentos 
que mis compañeros pajareros y pajareras me hacen vivir.

¡Gracias Ernesto Villodas, por compartir con nosotros el avistamiento del Charrán Bengalí! 
del que pudimos disfrutar la tarde del viernes en Santoña.


Junto a un grupito de Espátulas,

del Águila Pescadora y la Garceta Grande que parecen intercambiar miradas cómplices.


Y ya en Cicero de tres Alcaravanes y un bando de 33 Avocetas.


¡Gracias a todos los que hacen posible que se lleve a cabo el...
a quien diseñó el logo (Ángel Ruiz Elizalde), 
quien lo organizó y recogió todos los datos para compartirlos con quien quiera saber (Jesús Menéndez), 
y a todos aquellos que participaron en él con buen humor, 
mucha charla y risas y un ambiente inmejorable!
En el siguiente enlace podéis ver toda la buena gente que allí se juntó, además de la cantidad de aves de las que pudimos disfrutar




Y llegó el domingo y puedo seguir dando Gracias,
tras una mañana de búsqueda para poder disfrutar un ratito de nuevo del Charrán Bengalí, por el Puerto de Santoña, por Bengoa, por Montehano con muy buena compañía....
La de los pajareros 
y la de la PRIMERA BARNACLA CARINEGRA, 
de la temporada.
Si pincháis esta pequeña cabecita la veréis nadando plácidamente, aunque un poco sola.

Gracias a Toño, David y Vicky por reubicarle aquí entre las barquitas...

Parecía mostrarse muy orgulloso de ser tan elegantoso,
posaba que si en la boya,



que si en una barquita, 

que si más cerca del paseo por si no me veis bien...

que si otra vez en la boya, pero ahora tenéis que pinchar para ver como me acicalo...


Sabiendo toda la expectación que levantaba a su alrededor. 
Pajareros desde el puerto,
pajareros desde el albergue, 
todos, toditos pendientes de él.

Se me olvida algo, ummmmmmhhhh...
SÍ, ¡GRACIAS también a la suerte de conocer nuevos pajareros, 
a Ana y a Saúl, y a reencontrarnos con otros
tanto de Cantabria (Pepe y Jose Mari) 
como de fuerab como Jose Alberto y su hijo Iker 
con quien disfrutamos de unos pases de Cholito Gris con un Correlimos Gordo, creemos infiltrado, en Cicero


Y aunque mi timidez a veces me impida demostrarlo
la verdad es que este fin de semana mucho he disfrutado

¡GRACIAS, GRACIAS Y GRACIAS
 a todos y a todas!

sábado, 18 de agosto de 2018

AIRE, TIERRA, AGUA Y ...

Julio fué así,
viviendo los cuatro elementos por diferentes parajes, 
mezclándose un lugar con otro.
A menudo los viajes eso son, no sabes donde vas,
todo se combina y no sabes qué esperar.

AGUA: 
En el Delta del Ebro,


fueron varios los personajes 
que a remojo encontramos en este bonito lugar:
Andarríos Grande

Mi pequeño, delicado y saleroso Chorlitejo Patinegro
mira que me encanta este bichín.,
 


Cigüeñuelas haciendo equilibrios,

Archibebe común refrescando la barriguca 

 la canastera disfrutona con el baño que se había dado,


 las Avocetas en su soledad,

los Flamencos ajeno a los gigantes volares que tienen tras ellos,
 

las Fochas paseando en familia,




los Fumareles apañando su nido 

la Garceta Grande en busca de un apetitoso bocado 




Cerler

Bestué







Baños de Benasque

y en la Selva de Oza, 

el Mirlo Acuático con su aseo a media tarde
´



TIERRA:
 Mi primera Lagartija Rabilarga en el Delta,
escudriñándose entre 
Chorlitejos Patinegros y Canasteras,


Junto a otros conocidos del Delta:
Charranes comunes,

Gaviotas de Audouin 



Flamencos, 

Fumarel Cariblanco, 


Garcillas Bueyeras, 

Garza Imperial, 

la inquieta Golondrina

y el majestuoso Avetorillo. 


Hasta Ordino

nos llevó el Arrendajo,

para disfrutar de las florecillas tan desconocidas por nosotros.

(bueno, esta me la ha chivado Daniel Saldaña, Genthiana, a medida que me chivéis más, completaré el blog;))

Pero tampoco allí estábamos solos, alguién más las observaba,

además de los Acentores que nos saludaban y la Bisbita Alpina



la Collalba Gris, también se encontraba descaradilla



Cerler, con sus vigilantes siempre atentas



y el Alcaudón atento a que se cumpla la norma,

de la vigilancia de la flora ya se ocupan desde las alturas 
el Roquero Rojo y la Tarabilla Norteña.






Baños de Benasque, donde es imposible perderte, 
porque todo está muy indicado




Bestué 


La Selva de Oza, que esconde entre sus ramas,

a los pequeños Carboneros Garrapinos



y al gran Cuervo 

y por sus praderas algunas florecillas más...



 Y Nuestra señora de Guayente, 

quien nos lo descubrió el Papamoscas Gris.

AIRE:
gracias al airecillo que soplaba, 
en el Delta, el calor se llevó agustito, 
como agustito volaban 
los Charrancitos comunes,


los Flamencos,


los Fumareles Cariblancos y las Pagazas Piconegras,


los Moritos

¿Y cómo no, al atardecer los Martinetes, Garcillas Bueyeras y Cangrejeras
 también reclamaron su presencia.


 


Mirando al cielo, cualquier cosa podemos ver
desde este pequeño Chorlitejo Patinegro 
que nos acompañó en el Delta, al Alcaudón curioso 
que no sabía donde acabaríamos a su pasó por Bestué



o a unos grandotes, no menos bellos 
como el Alimoche, el Buitre Leonado y el Quebrantahuesos






que nos condujeron a Escuaín, 
 y a las estupendas vistas de los miradores de Revilla.
El camino no tiene desperdicio,


de flores no tengo ni idea, 
solo que al verlas, me gustan y aquí están.














Hay que tener el ojo abierto
porque entre las paredes de los pueblos
te espera el Vencejo. 

y en Aínsa


una buena caracolada acompañada de una fresquita hidratación



¿y el FUEGO?
El fuego es la pasión interna por seguir disfrutando de cada momento  y de cada lugar,
sin saber a donde vamos
¡QUE MÁS DA!.